AFIMP

En las Navidades de 2009 nuestros amigos Carmen Monjarás, violinista mexicana, y Marc-Antoine Bonanomi, contrabajista suizo, vinieron a conocer el occidente de Asturias, con el aliciente de descubrir esa tierra de la que yo les había contado tantas maravillas cuando estudiábamos juntos. Quedaron entusiasmados ante un paisaje invernal tan verde, la cercanía del mar, la amabilidad de las montañas, el urbanismo de Piantón y lo particular de su iglesia. De inmediato surgió la pregunta. "¿Cómo es que todavía no habéis organizado un festival de música en este lugar?" A Íñigo Guibert y a mí nos faltó tiempo para decirles que era un proyecto que abrigábamos desde hacía años pero que no sabíamos por dónde empezar. Aquél año nuevo brindamos por el Festival Internacional de Música de Piantón que acordamos iniciar en el verano de 2011.

Llegado el momento ellos trajeron un grupo de suiza, además del que formaban con sus hijos interpretando repertorio camerístico. Nosotros convocamos a un par de grupos más y nos lanzamos a hacer música en esa acogedora iglesia, de condiciones acústicas extraordianarias. José Luis Álvarez, director de la Escuela de Música de Vegadeo, se encargó de animar a sus alumnos a participar y de divulgar la actividad por la zona. Don Miguel Flórez, el párroco, se implicó en el proyecto al cien por cien, seguido por un grupo de vecinos, cuyo apoyo incondicional es a día de hoy esencial para el funcionamiento del festival.

Además de dar un concierto cada día, como parte esencial del proyecto, trabajamos cada mañana un repertorio conjunto, en un taller participativo entre los músicos y todas las personas interesadas. Y reservamos tiempo para combinar la música con caminatas por el monte y asueto de playa o de paseo en barca por la ría.
El resultado fue una semana de conciertos en las mejores condiciones para un músico: lugar tranquilo, con espacios para ensayar sin límite, un auditorio idóneo y un público entregado y entusiasta, que al final de aquella primera edición nos pidió repetir otro año.

El diseño a penas ha variado desde su origen, siguiendo la máxima de repetir lo que funciona y mejorar lo que no fluya. En la cuarta edición incorporamos los conciertos itinerantes, para que estos grupos de tan buenos músicos, venidos de todos los continentes, una vez llegados hasta aquí, tuvieran ocasión de darse a conocer a un número mayor de público. Y para celebrar el primer lustro creamos el Concurso Balcones Floridos de Piantón, cuyo premio lo otorga el festival y consiste en una serenata bajo el balcón ganador, a cargo de los participantes en el festival.

A día de hoy el ayuntamiento de Vegadeo se ha convertido en el principal promotor y también contamos con la importante ayuda de la fundación Fundexeo. Sin olvidar la cantidad de empresas locales que nos han apoyado a lo largo de estos años y las que continúan haciéndolo.

Este festival que seguimos sacando adelante entre un grupo de seis entusiastas, en la actualidad está organizado por la Asociación de Amigos del Festival Internacional de Música de Piantón (AFIMP), que le ofrece la cobertura necesaria para continuar in crescendo y cuyo número de miembros no para de aumentar.

Con estos mimbres hemos elaborado la séptima edición que llegará, a través de los conciertos itinerantes hasta las iglesias deTaramundi y Santa Eulalia de Oscos y a la coqueta Sala Vírgula de Ribadeo. La variada oferta de músicos y sus programas, junto a la obra de estreno de este año, harán las delicias del público y volverán a llenar Piantón de músicas y músicos del mundo.
ELENA MONTAÑA


It was Christmas 2009 when our friends, the mexican violinist Carmen Monjarás and the switzerland dobblebassist Marc-Antoine Bonanomi, came to the west of Asturias, to check if this part of Spain was as beautifull as I had told them so many times being classmates in Switzerland. The winter green landscape, the stream and the sea as well as the hills, fascinated them so much, that they coudn’t understand how we haven’t still organized a music festival in such an incredible place. Iñigo Guibert and I having have this idea many times, we didn’t find how to start it. Those New Year’s Eve we drink a toast by the first Music Festival of Piantón, which would take place in august 2011.

The moment arrived, they travelled to Piantón with a group of switzerland musicians, besides its own family chamber emsemble. From Madrid we invited a pair of groups and all toghether spent a week playing and singing in the marvellous church of Piantón with its incledible acustic. José Luis Álvarez, headteacher of the Vegadeo’s school of music, encourage its students to take part in it and broadcasted the new project in the surroundings. Mr Miguel Flórez, the priest, was the most enthousiastic, as well as a group of neighbours, whos avialability is still essential in the organization of every edition.

We gave seven different concert along the week, two of them prepared in a common workshop in the mornings, where we rehearsed alltoghether with other people interested in participate. We mixed playing and singing with hiking, resting in the beach or walking by ship along the stream.

The result was an unexpected success and the people asked us to repeat the next year.

Due to his efficacy we kept the same scheme since then, offering to invited musicians and ideal situation to play and sing: a beautiful calm place, sourrounded by particular nature, good halls to rehearse, churchces with extraordinary accoustics to give the concerts, as well as an audience totally devoted.

From the fourth festival we introduced the “itinerant concerts”, giving the musicians the opportunity to show their abbilities to a more extended audience. And from the fifth, the competiton of Flourished Balcony, where the price is a serenade under the winner balcony, offered by all the festival musicians.

Today the Vegadeo council is it main supporter with the important help of Fundexeo foundation. Besides many local companies continue giving their support too.

Last year we have created the asociation Friends of Piantón International Music Festival , which provides the project of the necessary frame to emprove, and whose members do not stop increasing day after day.

The seventh edition will come up to Taramundi's and Santalla’s churches as well as the cozi Vírgula hall in Ribadeo (Galicia).

New musicians and composers will again filll Piantón of the most varied world music.